Marta López, Dietista-Nutricionista ARA00232

¡Hola! ¿Qué tal estáis? Espero que muy bien y que hayáis comenzado la primavera con la mejor de las aptitudes. No sé por vuestras tierras, pero por aquí la llegada del calor se está haciendo bastante de rogar, y aún apetece tomar platos calientes. Hoy me gustaría traeros al blog una receta tradicional vasca (al menos allí la conocí) que me encanta, y además llevaba mucho tiempo sin hacer, el marmitako.

El marmitako es un guiso de atún acompañado con patatas y algunas verduras que se sirve caliente, a pesar de que se consume sobre todo en verano, coincidiendo con la época en la que se pesca el bonito del Norte en el Mar Cantábrico. Podemos decir que el marmitako es una de las formas más conocidas de preparar este pescado, y además de estar buenísimo, este guiso entra dentro del concepto de una alimentación saludable.

aviso

No es la receta tradicional, ¡eso seguro! pero lo he intentado hacer lo mejor posible; podríamos llamarlo “Marmitako a mi manera”. Pero es que el sabor… ¡qué decir del sabor! está increíble. Si os gusta la comida tradicional, no dudéis en probar esta receta. Además, que se deja todo preparado en 5 minutos y te olvidas hasta prácticamente el final de la cocción.

Está claro que la mejor forma de preparar este guiso es con bonito fresco, pero como en mi zona me es imposible encontrarlo, he utilizado la mejor opción que he encontrado. Como podéis ver en la imagen, es bonito del norte en conserva, concretamente en aceite de oliva. Como ingredientes únicamente lleva bonito del Norte, aceite de oliva y sal, y aunque no especifica que el aceite de oliva sea virgen extra, era la mejor alternativa que había en el supermercado al que tengo acceso.

bonito

Ahora sí, dejo de enrollarme y empezamos con el marmitako. ¡Es muy fácil!

Marmitako de bonito

Marta López
Una receta para aquellos días de frío en los que nos apetece un plato de cuchara caliente.
Tiempo de preparación 15 min
Tiempo de cocción 30 min
Tiempo total 45 min
Plato Plato principal
Cocina Vasca
Raciones 3 raciones

Ingredientes
  

  • 4 patatas medianas
  • 1 bote bonito en conserva
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 tomate pera
  • 2 dientes de ajo
  • 2 guindillas rojas
  • 1 hoja de laurel
  • 1 chorrito vino blanco
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimentón dulce

Elaboración paso a paso
 

  • Ponemos a calentar un poco de aceite de oliva virgen extra en una olla. Mientras, picamos las verduras (la cebolla, el pimiento verde, el pimiento rojo y el tomate) y chafamos los dientes de ajo (con la piel, para que no se quemen) con ayuda de un cuchillo.
  • Mientras, picamos las verduras y chafamos los dientes de ajo (con la piel, para que no se quemen) con un cuchillo.
  • Salteamos los ajos un par de minutos y seguidamente añadimos las verduras. Pochamos a fuego lento.
  • Pelar, lavar y trocear las patatas. Chascar (no cortar) las patatas con el cuchillo (partirlas rompiendo el final de cada trozo).
  • Una vez tengamos las verduras pochadas, añadimos el tomate (asegurándonos de que cae en la sartén también todo el jugo del tomate), un chorrito de vino blanco y dejamos que reduzca.
  • Cuando haya reducido, añadimos la hoja de laurel, un poco de pimentón dulce, las guindillas (yo he puesto dos) y las patatas y removemos.
  • Cubrimos las patatas con agua (o con caldo de pescado)*, removemos y dejamos cocer a fuego lento 25-30 minutos o hasta que la patata esté blanda.
  • Por otro lado, escurrimos bien el bonito y lo troceamos.
  • Cuando a las patatas les queden un par de minutos, sacamos las guindillas, añadimos el bonito escurrido, lo mezclamos todo bien y corregimos de sal.
  • Tapamos, apagamos el fuego y dejamos reposar 5 minutos. ¡Ya tenemos el marmitako listo para comer!

Notas

* Lo ideal es usar caldo de pescado casero.
Keyword marmitako de bonito

marmitako

Conclusiones

Pues ya está, ¡así de sencillo! En poco más de media hora tenéis listo este fantástico guiso. Con las cantidades que os he puesto a mi me han salido 3 raciones, aunque depende mucho de vuestras necesidades nutricionales, de si lo acompañáis de alguna ensalada o guarnición (que al menos yo lo recomendaría, ya que la ración de verduras que podemos tomar con el plato es mínima), o simplemente del hambre que tengáis en ese momento.

Quizás no es la mejor receta, quizás no es la original, pero lo que importa es que es saludable, que está buenísima, que es fácil de preparar y que podemos hacer marmitako a lo grande para tener raciones para congelar y poder disfrutar de él en cualquier otro momento. Es uno de esos platos que da gusto tener preparado porque siempre reconforta tomarlo.

marmitako

Por tanto, animaros a probar la receta, y no dudéis en etiquetarme en vuestras redes sociales enseñándome vuestras fotos, y dejadme comentarios en el blog diciéndome qué tal os ha parecido, y cómo habéis mejorado mi versión

Espero que os haya gustado, ¡y nos vemos en siguientes post! Si tenéis cualquier duda, escribirme un email y os contestaré lo antes posible ¡Gracias por leerme!


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Califica la receta!