Denominación: Pan de molde elaborado con harina integral de trigo y cebada 100%.

Marca: Hacendado

Cantidad neta: 460g

Ración: 29g (1 rebanada)

Ingredientes y alérgenos: Harina integral de trigo (gluten) (59%), agua, levadura, gluten de trigo, azúcar, aceite de girasol (1%), sal, fibra de trigo (gluten), vinagre de vino, harina integral de cebada malteada (gluten) (0.2%), emulgentes (E-472e, E-471), conservadores (E-282, E-202, E-200). Puede contener trazas de semillas de sésamo y soja.

Denominaciones: alto contenido en fibra, sin lactosa.

¿Dónde puedo comprarlo?: Mercadona.

Ideas para consumirlo: en una tostada o sándwich, dulce (crema de cacahuete y plátano, mermelada casera y queso fresco, fresas y chocolate negro…) o salado (aguacate y tomate, queso fresco y tortilla francesa, jamón serrano y tomate, hummus de garbanzos y semillas de sésamo…), en tostadas francesas, para hacer un pan-pizza saludable, tostado en el horno para dar un toque crujiente a las cremas de verduras o las ensaladas o para dippear con patés vegetales (hummus, sobrasada vegana, guacamole…), etc.

Opinión personal: no sería el primer pan que recomendaría para incluir a diario en nuestra alimentación, pero sí lo considero una opción más. Hay que tener en cuenta que un buen pan sólo tiene 4 ingredientes: harina (preferiblemente integral), agua, levadura y sal. Hay otros que además de éstos ingredientes, pueden llevar semillas, copos de cereales, alguna especia… y que también consideramos de calidad.

En este tipo de productos (los panes de molde), aparte de los ingredientes antes nombrados, es cierto que, para poder mantener la textura y que se conserve durante más tiempo, suelen ponerle otros ingredientes que ya no son tan interesantes como azúcar, aceite de girasol, diferentes tipos de conservantes…

Aun así, hay que tener en cuenta que estos «ingredientes extras» no se encuentran en una gran proporción en el producto. Nos interesa que el 100% de la harina con la que está elaborado el pan sea integral, y al ver el listado de ingredientes de este producto, vemos que así es.

En mi opinión, que lleve una pequeña proporción de otros ingredientes no tan saludables, no hace que desaparezca de mi lista de opciones. Siempre voy a recomendar un buen pan de barra, de calidad, 100% integral, antes que uno de molde, de eso que no os quepa duda. Aun así, no me parece una mala opción para un consumo más bien ocasional.

Tenemos que tener en cuenta que aparte de que este tipo de productos no son de la mejor calidad, el consumo de pan está disparado. Tenemos costumbre de acompañar las comidas y las cenas con pan, de desayunar tostadas de pan, de hacernos un bocadillo a media tarde o a media mañana… con pan. Esto lo que está consiguiendo es que desplacemos el consumo de otros alimentos nutricionalmente hablando más interesantes (nutricionalmente hablando): frutas, verduras, frutos secos, semillas, legumbres…

No hay ninguna razón por la que tenga que desaparecer el pan de tu dieta, sólo dos consejos:

  • Elige un pan de calidad, preferiblemente de barra y 100% integral.
  • No abuses del pan: es muy denso en energía y muy pobre en nutrientes. Hay otros muchos alimentos nutricionalmente más interesantes que el pan.

Si tenéis cualquier pregunta, no dudéis en poneros en contacto conmigo, os responderé encantada. Además, si queréis que analice cualquier producto y lo suba a la web, no tenéis más que decírmelo.

«Si comes bien hoy, tu cuerpo te lo agradecerá mañana»


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *