Denominación: Pan de molde elaborado con harina integral de trigo y cebada 100%.

Marca: Hacendado

Cantidad neta: 460g

Ración: 29g (1 rebanada)

Ingredientes y alérgenos: Harina integral de trigo (gluten) (59%), agua, levadura, gluten de trigo, azúcar, aceite de girasol (1%), sal, fibra de trigo (gluten), vinagre de vino, harina integral de cebada malteada (gluten) (0.2%), emulgentes (E-472e, E-471), conservadores (E-282, E-202, E-200). Puede contener trazas de semillas de sésamo y soja.

Declaraciones nutricionales: alto contenido en fibra, sin lactosa.

¿Dónde puedo comprarlo?: Mercadona.

Ideas para consumirlo: en una tostada o sándwich, dulce (crema de cacahuete y plátano, mermelada casera y queso fresco, fresas y chocolate negro…) o salado (aguacate y tomate, queso fresco y tortilla francesa, jamón serrano y tomate, hummus de garbanzos y semillas de sésamo…), en tostadas francesas, para hacer un pan-pizza saludable, tostado en el horno para dar un toque crujiente a las cremas de verduras o las ensaladas o para dippear con patés vegetales (hummus, sobrasada vegana, guacamole…), etc..

Opinión personal

No sería el primer pan que recomendaría para incluir diariamente en nuestra alimentación, pero sí lo considero una opción. Además, hay que tener en cuenta que un buen pan sólo tiene 4 ingredientes: harina (preferiblemente integral), agua, levadura y sal. Hay otros que además, también pueden llevar semillas, cereales, especias… y que también consideramos de calidad.

En los panes de molde, además de los ingredientes antes nombrados, es cierto que, para poder mantener la textura y que se conserve más tiempo, suelen ponerle otros ingredientes que ya no son tan interesantes (azúcar, aceite de girasol, conservantes…).

Aun así, hay que tener en cuenta que estos «ingredientes extras» no se encuentran en gran proporción. Nos interesa que el 100% de la harina con la que está elaborado el pan sea integral, y en este producto así es.

En mi opinión, que lleve una pequeña proporción de otros ingredientes no tan saludables, no hace que desaparezca de mi lista de opciones. Sin embargo, siempre voy a recomendar un buen pan de barra, de calidad, 100% integral, antes que uno de molde. Sin embargo, no me parece una mala opción para un consumo ocasional.

Ademas, tenemos que pensar que en nuestro país el consumo de pan está disparado. Tenemos costumbre de acompañar las comidas y las cenas con pan, de desayunar tostadas, de hacernos un bocadillo a media tarde o para merendar. Por ello, se está desplazando el consumo de otros alimentos nutricionalmente más interesantes: frutas, verduras, frutos secos, semillas, legumbres…

No hay ninguna razón por la que tenga que desaparecer el pan de tu dieta, sólo dos consejos:

  • Elige un pan de calidad, preferiblemente de barra y 100% integral.
  • No abuses del pan: es muy denso en energía y muy pobre en nutrientes. Hay otros muchos alimentos nutricionalmente más interesantes.

Si tenéis cualquier pregunta, no dudéis en poneros en contacto conmigo, os responderé encantada. Además, si queréis que analice cualquier producto y lo suba a la web, no tenéis más que decírmelo.

«Si comes bien hoy, tu cuerpo te lo agradecerá mañana»


4 comentarios

Paki · 8 agosto, 2020 a las 18:28

El pan de molde y el de barra lleva bromuro?

    Marta López · 10 agosto, 2020 a las 08:50

    ¡Hola! En algunos panes añaden mejorante panario, que en algunos casos es el E924 (bromato de potasio). Sólo hace falta mirar el listado de los ingredientes para saber si lo lleva o no. ¡Gracias por tu comentario!

Jose · 31 agosto, 2020 a las 11:07

Hola. Si un pan de molde indica que es 100% integral y en el etiquetado indica 53% integral más gluten de trigo, más harina integral malteada de cebada más sus típicos conservantes…. Se considera 100% integral o nos están engañando?

Gracias. Saludos

    Marta López · 2 septiembre, 2020 a las 10:51

    ¡Hola!
    Supongo que te referirás a este mismo pan de molde. Cuando en cualquier pan nos especifica que es 100% integral, según la nueva normativa, el 100% de la harina con la que esté elaborado el pan ha de ser integral. En este caso, te marca 53% porque el pan no es 100% harina, tiene otros ingredientes como agua, levadura… y la harina supone un 53% del producto (siendo ésta 100% integral). La harina integral de cebada es otro tipo de harina integral, por lo que sigue cumpliendo la normativa; y en cuanto al gluten de trigo, es la proteína del trigo añadida, por lo que, en mi opinión, ni le resta ni le suma al pan. Recuerda que siempre, la mejor opción, será consumir un pan 100% integral, y si es comprado en una panadería o en un horno tradicional, nos ahorraremos ingredientes que no nos interesan como el azúcar, el aceite de girasol o los emulgentes y conservantes.
    ¡Gracias por tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *