En la actualidad, existen decenas de enfermedades relacionadas con la alimentación que son totalmente prevenibles con unos buenos hábitos y un estilo de vida saludable. Por tanto, la adquisición de conocimientos es esencial para poder adecuar la alimentación y prevenir todas estas enfermedades.

Como ya sabemos, la alimentación va a jugar un papel fundamental en la prevención de muchas enfermedades crónicas no transmisibles, pero también en el tratamiento de las mismas. Adecuar la forma de alimentarnos a nuestra condición de salud va a ser muy importante para mejorar la sintomatología de la enfermedad, así como para facilitar una adecuada recuperación cuando sea el objetivo y mejorar la calidad de vida.

Estamos hablando de enfermedades como la diabetes, la enfermedad celiaca, el hipo e hipertiroidismo, la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia y cualquiera de sus variantes, enfermedades cardiacas, procesos oncológicos, alergias e intolerancias alimentarias, anemias, déficits vitamínico-minerales, enfermedades digestivas, etc. ¿Quieres más información?