En estas etapas tan importantes en la vida de una mujer, es imprescindible llevar una alimentación adecuada y adaptada a sus necesidades, ya que estamos hablando no sólo de la salud de la futura mamá, sino también del bebé que viene en camino. Queremos asegurarnos de darle lo mejor para que crezca sano, y para ello necesitamos estar sanas y con la suficiente energía para mantenernos nosotras y a nuestro bebé.

Pero la alimentación no sólo juega un papel fundamental en el embarazo y en la lactancia, sino que también lo hace incluso antes de quedarnos embarazadas. La preparación del cuerpo de la madre y del ambiente que la rodea es muy importante para proveerle unas buenas condiciones al bebé y que pueda crecer adecuadamente y de forma saludable.

Por tanto, si estás pensando en quedarte embarazada o ya lo estás, no te vendrá nada mal tener un apoyo cuando más lo necesites. Además, podremos planificar cómo será la alimentación de tu futuro bebé cuando nazca, cómo puedes recuperarte de la mejor forma después del parto, y cuál es la mejor forma de alimentarse mientras estás dando el pecho a tu hijo. ¿Quieres más información?